La importancia de comunicar para gobernar: el papel del marketing de gobierno

«Gobernar es comunicar», esta frase que se le asigna originalmente al expresidente argentino Raúl Alfonsín, resume una parte importante de lo que significa el marketing político. Una campaña no termina con la elección del candidato, antes continúa con más fuerza a través del marketing de gobierno. Ahora, más que nunca, la comunicación efectiva y la conexión con los ciudadanos son fundamentales para el éxito de cualquier administración. Es así como el concepto de marketing de gobierno se vuelve una herramienta poderosa en la estrategia de comunicación de cualquier hombre o mujer dedicado al mundo político.

En la compleja trama de la política contemporánea, la comunicación efectiva se ha convertido en un pilar fundamental para el ejercicio del gobierno. Más allá de la mera transmisión de información, la comunicación gubernamental despliega un papel crucial en la construcción de confianza, la legitimación de políticas y la movilización ciudadana. En este contexto, el marketing de gobierno emerge como una herramienta estratégica que permite potenciar el impacto de los mensajes gubernamentales y promover la participación ciudadana de manera más efectiva.

Construcción de confianza y legitimidad

La confianza es un activo invaluable en cualquier sistema político. Los ciudadanos depositan su confianza en los líderes y las instituciones gubernamentales para gestionar los asuntos públicos de manera justa, eficiente y transparente. La comunicación gubernamental, cuando se ejecuta de manera adecuada, puede contribuir significativamente a fortalecer esta confianza al proporcionar información clara y precisa sobre las acciones del gobierno, sus objetivos y logros.

El marketing de gobierno, al utilizar técnicas y estrategias propias del marketing comercial, puede ayudar a construir y mantener esta confianza al presentar las políticas y acciones gubernamentales de manera atractiva y comprensible para el público. La creación de campañas de comunicación bien diseñadas, que resuenen con las preocupaciones y valores de la sociedad, puede generar un mayor grado de aceptación y apoyo hacia las decisiones gubernamentales.

Legitimación de políticas y decisiones

En un entorno político marcado por la polarización y la desconfianza hacia las instituciones, la legitimación de las políticas y decisiones gubernamentales se convierte en un desafío constante. La comunicación efectiva desempeña un papel crucial en este proceso al explicar de manera clara y persuasiva los fundamentos y objetivos de las políticas públicas.

El marketing de gobierno se enfoca en presentar estas políticas de manera que resulten atractivas y comprensibles para el público objetivo. Al utilizar técnicas de segmentación de audiencia y adaptar los mensajes a las preocupaciones específicas de diferentes grupos demográficos, el marketing gubernamental puede aumentar la aceptación y legitimidad de las políticas entre la población.

Movilización ciudadana y participación

La participación ciudadana es esencial para el funcionamiento de cualquier democracia. Sin embargo, en muchos casos, los ciudadanos pueden sentirse desconectados o desinteresados en los asuntos públicos. Aquí es donde entra en juego el marketing de gobierno, al diseñar estrategias para involucrar activamente a la ciudadanía en el proceso político.

Desde campañas de concientización sobre temas específicos hasta la utilización de plataformas digitales para facilitar la participación ciudadana, el marketing gubernamental puede amplificar la voz de los ciudadanos y promover una mayor interacción entre el gobierno y la sociedad. Al fomentar un diálogo abierto y transparente, se fortalece el tejido democrático y se empodera a los ciudadanos para que se conviertan en agentes activos del cambio social.

Así entonces, la comunicación efectiva y el marketing de gobierno son herramientas indispensables para el ejercicio del gobierno en la era moderna. Al construir confianza, legitimar políticas y fomentar la participación ciudadana, estas prácticas contribuyen no solo a fortalecer la democracia, sino también a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y promover un desarrollo sostenible y equitativo. En un mundo cada vez más interconectado y complejo, la capacidad de comunicar de manera efectiva se convierte en un activo invaluable para cualquier líder o gobierno que aspire a gobernar con éxito.

A continuación el episodio del pódcast Cerebro y Marca en el que Laura Cálad y Carlos Naranjo, socios fundadores de NARANJO+CÁLAD, desarrollan los principales conceptos del marketing de gobierno.

Estudio Neuropolítica 2023, campañas a la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín

En la era de la información y la tecnología, las campañas electorales se han convertido en un complejo juego estratégico donde la lucha por conquistar la mente y el corazón de los votantes es más feroz que nunca. En este contexto, el neuromarketing ha emergido como una poderosa herramienta que permite a los candidatos y partidos políticos comprender mejor las motivaciones, emociones y comportamientos de los votantes.

¿Qué es el neuromarketing y la neuropolítica?

Antes de sumergirnos en su importancia en las campañas electorales, es crucial entender qué es el neuromarketing. Se trata de una rama del marketing que utiliza técnicas y métodos de neurociencia para comprender cómo las personas toman decisiones de compra, interactúan con la información y, en el contexto de las elecciones, seleccionan a sus representantes políticos. El objetivo es descubrir lo que realmente motiva a los individuos en un nivel inconsciente o intuitivo. En el caso de la política, las neurociencias igualmente aportan al marketing político y electoral analizando el enganche emocional de las piezas publicitarias, con los electores, como lo hace el estudio que presentamos a continuación.

Conquista de Emociones

El neuromarketing se enfoca en la importancia de las emociones en la toma de decisiones. En el ámbito electoral, las emociones son cruciales. Los candidatos que pueden conectar emocionalmente con los votantes tienen una ventaja significativa. Las técnicas de neuromarketing, como el análisis de expresiones faciales, la medición de respuestas cerebrales y la evaluación de la conducta en línea, permiten a los estrategas políticos identificar cuáles son los mensajes, discursos o acciones que generan una respuesta emocional positiva.

Transparencia y Confianza

La transparencia y la construcción de confianza son aspectos clave en las campañas electorales. El neuromarketing puede ayudar a los candidatos a comunicar de manera efectiva sus propuestas y valores. Al entender cómo las personas perciben la información, los políticos pueden evitar malentendidos y malas interpretaciones, lo que a su vez ayuda a construir confianza y a superar la fatiga informativa. En un mundo saturado de información, los votantes experimentan una fatiga informativa que dificulta la asimilación de mensajes políticos. Aquí es donde el neuromarketing brilla al proporcionar estrategias efectivas para llamar la atención y retenerla. Desde el diseño de anuncios visuales impactantes hasta la creación de contenido viral en las redes sociales, estas tácticas pueden ayudar a mantener a los votantes comprometidos.

Campañas a la Gobernación de Antioquia y Alcaldía de Medellín

Es por ello que desde hace más de una década, en NARANJO+CÁLAD venimos estudiando las expresiones gráficas de las campañas electorales en el departamento de Antioquia y su posible impacto en el electorado y a partir año 2019 comenzamos a utilizar herramientas de neuromárketing como el eye tracker y el face reader, para medir el recorrido visual y el impacto emocional que estas campañas.

En esta segunda entrega del Estudio Neuropolítica versión 2023, presentamos interesantes hallazgos de las campañas a la Gobernación de Antioquia de Luis Pérez, Andrés Julián Rendón, Esteban Restrepo y Luis Fernando Suárez y a la Alcaldía de Medellín de Juan Carlos Upegui, Federico Gutiérrez, Albert Corredor y Paulina Aguinaga. ¿Por qué no estudiamos los 10 candidatos a la Gobernación y los 14 a la Alcaldía? Por un asunto de de fatiga cognitiva.

Nos propusimos presentar un máximo de 10 estímulos a cada una de las personas que participaron en la investigación. De modo que, sumando el tarjetón, en cada caso, contábamos con cuatro cupos para los candidatos a cada uno de los entes territoriales. Adicionalmente realizamos entrevistas a profundidad para evaluar el impacto y la recordación de las piezas gráficas junto con los conceptos que evoca cada candidato, para formar una nube de palabras.

¿Es mejor si el candidato mira a la cámara o mira al horizonte? ¿Si sonríe enseñando los dientes o no? No hay una respuesta definitiva, todo parece obedecer al conjunto más que al hecho individual. Sin embargo, el exceso de información si juega claramente en contra, como queda demostrado a través de los KPI´s (Key Performance Indicator) de las piezas evaluadas. La presentación completa del estudio puede verse a continuación, al igual que la explicación pormenorizada de los hallazgos, que ofrecimos al público en el noticiero Consejo de Redacción de Teleantioquia.

Invitación a la conferencia Su campaña política está mal y usted no lo sabe

Desde NARANJO+CÁLAD nos hemos propuesto fortalecer los fundamentos de la democracia en América Latina y promover una participación política efectiva en las regiones. Es por ello que queremos invitarlos a la conferencia “Su campaña política está mal y usted no lo sabe” con la cual se apoyará la formación de candidatos políticos en el diseño de sus estrategias de comunicación electoral, de cara a las próximas elecciones regionales en Colombia.

Consideramos que este tipo de espacios de formación son fundamentales, ya que ayudan a los hombres y mujeres que aspiran a los cargos de elección popular puedan comprender cómo llegar a sus votantes de manera efectiva y clara, desperdiciando al mínimo posible sus esfuerzos y sus mensajes. Para un candidato con una gran maquinaría y un gran bolsillo, un error en el desarrollo de su campaña puede ser un asunto menor pero no así para la mayoría de candidatos, cuyos recursos son escasos pero no así sus ideas y propuestas. Y en ese público nos enfocamos en esta ocasión.

Detalles del Evento:
Fecha
: sábado 26 de agosto de 2023.
Hora: 9 AM. a 12:00 M.
Lugar: Unicentro Medellín, Auditorio 4to piso.
Inscripciones: Vía WhatsApp al +57 305 245 85 15.
Entrada libre, previa inscripción. CUPOS LIMITADOS.

El evento contará con la participación de Laura Cálad y Carlos Naranjo expertos en marketing político y electoral, socios fundadores de NARANJO+CÁLAD y creadores del reconocido podcast Cerebro y Marca en el que se abordan temas de psicología, márketing y comunicación tanto para marcas comerciales como para partidos políticos y candidatos.

«En una sociedad democrática, la formación de candidatos políticos es esencial para garantizar que los procesos electorales sean transparentes, informados y respetuosos», afirmó Carlos Naranjo organizador del evento, agregó además que «Nuestro objetivo es proporcionar a los futuros líderes políticos las herramientas necesarias para construir conexiones genuinas con los ciudadanos y contribuir al enriquecimiento del debate público».

El papel de las emociones en campañas electorales

Las campañas electorales son una arena donde las ideas y las promesas compiten por la atención y el apoyo del electorado. En este complejo escenario, las emociones desempeñan un papel crucial. Más allá de las plataformas y los programas, las campañas políticas exitosas son aquellas que logran establecer conexiones emocionales con los votantes. Las emociones moldean y dirigen las campañas políticas, su impacto en la toma de decisiones de los votantes y las estrategias utilizadas por los candidatos para aprovechar este poderoso recurso.

La psicología detrás de las emociones en política

Las emociones han demostrado tener un impacto profundo en la toma de decisiones humanas, y la política no es la excepción. Los estudios han demostrado que las emociones pueden influir en la percepción y el juicio de los votantes, a menudo más que los argumentos racionales. Sentimientos como el miedo, la esperanza, la ira y la empatía pueden generar conexiones profundas entre los candidatos y sus electores. Cuando las campañas políticas logran evocar emociones específicas, pueden influir en la forma en que los votantes consideran a los candidatos y sus propuestas.

Conexiones emocionales y vínculos con los votantes

Las campañas electorales exitosas buscan establecer conexiones emocionales con los votantes para ganar su confianza y apoyo. Los candidatos que logran comunicar autenticidad y empatía tienen más probabilidades de resonar con los electores. Compartir historias personales, anécdotas conmovedoras o testimonios emocionales puede humanizar a los candidatos y hacer que los votantes se identifiquen con ellos a nivel emocional. Estos vínculos pueden crear un sentido de comunidad y pertenencia, lo que a su vez puede impulsar la participación y el voto.

El uso estratégico de las emociones

Los estrategas políticos han entendido, desde hace tiempo, el poder de las emociones en las campañas. Estrategias como el miedo al incitar preocupaciones sobre la seguridad o la estabilidad, o la esperanza al prometer un futuro mejor, son ejemplos de cómo las emociones pueden ser utilizadas estratégicamente. La selección cuidadosa de lenguaje, imágenes y tono en discursos y anuncios políticos puede influir en la forma en que se perciben los problemas y las soluciones propuestas. Sin embargo, es importante señalar que el uso excesivo o manipulativo de las emociones puede generar escepticismo y desconfianza entre los votantes.

Un interesante ejemplo de ello fue la campaña del PSOE en España, a favor de Felipe González y en contra de José María Aznar, apelando al miedo del electorado bajo un concepto de campaña llamado España en Positivo. El spot publicitario comienza mostrando en blanco y negro, con una música tenebrosa, lo que sucedería si el Partido Popular llegáse al poder, en contraposición a una imagen en colores y una música alegre, del papel del PSOE, a la postre derrotado en aquella jornada electoral.

En el año 1988 otra emoción, la alegría, fue protagonista en la campaña por el No en el plebiscito en Chile, que debía definir si continuaba o no la era Pinochet. El miedo y la indignación eran los recursos más obvios para abordar la campaña del No. Sin embargo la campaña se decantó por una emoción opuesta, sembrando la esperanza y favoreciendo la participación masiva en el proceso electoral.

Desafíos y consideraciones éticas

Aunque las emociones pueden ser una herramienta poderosa en las campañas políticas, también plantean desafíos y consideraciones éticas. La manipulación de las emociones puede ser percibida como engañosa o deshonesta, erosionando la confianza en los candidatos y el proceso político en general. En consecuencia es esencial encontrar un equilibrio entre aprovechar el poder de las emociones y mantener la integridad en la comunicación política.

En última instancia, las emociones juegan un papel fundamental en las campañas políticas al influir en la percepción, la toma de decisiones y la conexión entre los candidatos y los votantes. Las campañas que logran establecer conexiones auténticas y emocionales tienen más probabilidades de generar entusiasmo y movilización en el electorado. Sin embargo, es importante que los candidatos y los estrategas políticos utilicen las emociones de manera ética y responsable, reconociendo su poder y su impacto en el proceso democrático. En un mundo cada vez más complejo y polarizado, comprender y aprovechar el papel de las emociones puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en la búsqueda del apoyo popular.

El marketing político y electoral: estrategias para persuadir a los votantes

Imagen de Freepik
Marketing Político y Electoral

El marketing político y electoral son disciplinas cruciales para cualquier candidato, partido político o personaje público que busque el éxito en una elección. Por medio de la implementación de estrategias de comunicación y publicidad, se busca persuadir a los votantes para que apoyen a un candidato o partido político en particular.

En este artículo, exploraremos brevemente las diferencias entre el marketing político y electoral y cómo se pueden aplicar diferentes estrategias en cada uno de ellos para lograr resultados positivos.

Marketing político vs. electoral: ¿qué son y cómo se diferencian?

El marketing político se enfoca en construir y mantener una imagen positiva de un candidato o partido político a lo largo del tiempo. Este proceso puede incluir la creación de mensajes políticos claros y coherentes, la identificación de grupos demográficos clave, la creación de relaciones con líderes comunitarios, la implementación de programas de responsabilidad social corporativa, la construcción de una presencia en las redes sociales y la gestión de la reputación.

Por otro lado, el marketing electoral se enfoca en la promoción de un candidato o partido político específico durante una campaña electoral. El objetivo principal del marketing electoral es persuadir a los votantes para que voten por un candidato o partido específico en una elección.

Las diferencias entre estas dos disciplinas son significativas, ya que el marketing político se enfoca en construir una imagen a largo plazo y mantenerla, mientras que el marketing electoral se enfoca en promover un candidato o partido político en una campaña electoral específica.

Estrategias de marketing político y electoral

La publicidad de un candidato político debe tener en cuenta una gran cantidad de regulaciones y restricciones legales, que no se aplican a la publicidad de productos. Las leyes electorales y de financiamiento de campañas establecen límites y restricciones a la publicidad política, por lo que los anuncios deben ser cuidadosamente diseñados y planificados para cumplir con estas regulaciones.

En segundo lugar, la publicidad de un candidato político debe enfocarse en la persuasión y la construcción de confianza. Mientras que la publicidad de productos a menudo se enfoca en crear deseos y necesidades en los consumidores, la publicidad política tiene como objetivo persuadir a los votantes para que apoyen a un candidato o partido político en particular. Por lo tanto, la publicidad política debe transmitir un mensaje claro y convincente que conecte con los valores y preocupaciones de los votantes.

En tercer lugar, la publicidad de un candidato político debe ser cuidadosamente segmentada y enfocada en el público objetivo. Los votantes tienen diferentes intereses y preocupaciones, y la publicidad política debe ser adaptada a las necesidades y expectativas de cada grupo de votantes. Por lo tanto, la publicidad política debe ser diseñada y ejecutada teniendo en cuenta la segmentación del electorado y las diferentes plataformas y canales de medios que utilizan.

Adicionalmente una campaña política de marketing electoral, a diferencia de una campaña de publicidad convencional, cuenta con un tiempo de ejecución limitado a unos cuantos meses, lo que impide que se desarrollen pruebas de ensayo y error a profundidad. No hay mucho margen de maniobra en el marketing electoral y en consecuencia es necesaria la asesoría de expertos desde el planteamiento estratégico, para evitar errores que no pueden corregirse por falta de tiempo.

Por otro lado, en países donde el voto es obligatorio, la campaña de marketing electoral puede enfocarse en recordar a los votantes la obligación legal de votar y puede enfatizar la importancia del acto de votar. Además, dado que todos los ciudadanos tienen la obligación legal de votar, la campaña de marketing

En conclusión, el marketing político y electoral son disciplinas clave en la estrategia política moderna. El éxito político depende de la implementación efectiva de estrategias de comunicación y publicidad que buscan mejorar la percepción pública de un candidato o partido político, y persuadir a los votantes a apoyar a un candidato o partido en particular.

La publicidad, propaganda, política debe ser cuidadosamente diseñada y planificada, teniendo en cuenta las regulaciones legales, la persuasión y la construcción de confianza, y la segmentación del público objetivo. Además, la estrategia de la campaña de marketing electoral puede variar según el contexto legal y cultural del país, en función de si el voto es obligatorio o no. En última instancia, el éxito político depende de la implementación efectiva de estas estrategias y tácticas, que deben ser adaptadas a cada contexto político y cultural específico.